Colegio
Severo Ochoa
Ceuta

Nuestro desayuno diario

 

 

¿Qué tenemos que comer en el desayuno?

 

 

Papel de los cereales, de los lácteos y de las frutas.

 

Cereales: Son los que más energía nos dan (símil surtidor de gasolina y coche). Los cereales están en el pan, las tostadas, las galletas, los cereales y los bollos. Como los bollos tienen mucho azúcar y no es bueno, hay que comerlos solo algunos días.

¿Qué nos aportan principalmente?

Hidratos de carbono: ¿Para qué sirven? Son el combustible del organismo. Proporcionan la energía necesaria para realizar las funciones vitales, el trabajo muscular y el ejercicio físico y mental. Alimentos donde se encuentra fundamentalmente: Cereales, legumbres, patatas, frutas y verduras.

 

 

Lácteos: Además de la leche del desayuno podemos tomar también

yogur o queso si queremos cambiar o si nos gusta más. La leche es un alimento que nos ayuda a crecer y a estar más fuertes.

¿Qué nos aportan principalmente?

Calcio: ¿Para qué sirve? Es el material básico de nuestros huesos. Alimentos donde se encuentra fundamentalmente: Lácteos, cereales, frutas y verduras de hoja verde.

Proteínas: ¿Para qué sirven? Son los ladrillos del cuerpo y son fundamentales para el crecimiento, formación y renovación de los tejidos. Alimentos donde se encuentran fundamentalmente: Lácteos, carnes, pescados y huevos.

 

Frutas: Contienen vitaminas y si tomamos zumos es mejor que sean naturales y recién exprimidos, pues contienen las mismas vitaminas que la fruta fresca y tienen menos azúcar y aditivos que los industriales.

¿Qué nos aportan principalmente?

Agua: Es el componente mayoritario de nuestro cuerpo (entre un 60- 80% del mismo es agua). Interviene en todas las funciones del organismo (transporte de nutrientes, evacuación de sustancias de desecho, regulación de la temperatura corporal, etc.). Alimentos donde se encuentra fundamentalmente: Agua de beber, zumos, verduras y frutas.

Vitaminas: Principalmente la vitamina C y las vitaminas de grupo B. Tiene múltiples funciones, en todas ellas se encargan de ayudar en la regulación de procesos, por ejemplo; conservan tejidos, ayudan a transportar el oxígeno y a absorber el hierro, etc